martes, 14 de agosto de 2007

Final Fantasy: Last Order

Cuando Square-Enix anunció que iban a explotar el filón de su Final Fantasy más laureado con la Compilation of Final Fantasy VII, a muchos no nos acabó de gustar la noticia. A las leyendas hay que dejarlas descansar en paz, Cloud y Sephirot ya habían escrito sus memorables páginas en el mundillo de los videojuegos, se merecían un descanso. Y si bien con los juegos no acabaron de acertar (que hagan el remake del Final Fantasy VII ya, y se dejen de medias tintas), las películas fueron dignas de elogio. Hay que partir de la premisa de que tanto la película principal, Advent Children, como la OVA de 30 minutos Last Order, se disfrutan en su total magnitud si uno es un viciosillo del Final VII. Dicho esto, pasaré a comentar qué me pareció esa Ova especial que nos narra los sucesos acaecidos en Nibelheim cuando Sephirot enloqueció.
Primero, destacar el total acierto en escoger la trama de Nibelheim para éste OVA. Ya en el juego original, la primera vez que ibas a Nibelheim veías que en aquel pueblo anclado en las montañas, sumergido en la niebla, había pasado algo misterioso. Siempre me recordó a la atmósfera de Twin Peaks, cosas mías XDD Y poder contar con personajes como Sephirot, Tifa, Zack, Cloud, era otra baza a favor para que ésta historia cuajara. En resumen, media hora de anime imprescindible para los amantes del Final Fantasy VII (que somos muchos), y muy recomendable para aquellos que queráis ver una Ova cortita hecha con mucho esmero.
Ah por cierto, aquí tampoco aclaran como resucitar a Aeris XDDD

SOLDADO de 1era clase? Me da a mí que no, Cloud

Jénova, oculta en el corazón de Monte Nibel