martes, 14 de agosto de 2007

Ghibli, ese búnker de genios

He estado “youtubeando” esta tarde y he visto un vídeo sobre el Museo Ghibli que hicieron en Cuatro (no lo vi en su día). No suelo ser demasiado iconoclasta ni adulador, pero cuando se habla de Miyazaki y toda su troupe no puedo evitar rendirme ante la evidencia de que el Estudio Ghibli es algo especial. Por eso, antes de morirme, tengo que ir a ese museo XDD Según lo que comentan en el susodicho reportaje de Cuatro, es tanta la devoción por Miyazaki que hay que pedir entrada con dos meses de antelación si uno quiere visitar el museo. Otra cosa interesante de ver es que, a pesar de los tiempos que corren y de la tentación tecnológica que nos rodea, en Ghibli siguen haciendo las cosas “como antes”, siguiendo un proceso de creación de animes muy tradicional (eso se nota al ver las pelis, los personajes tienen algo de entrañable). Me ha gustado también que, a pesar de que el vídeo dura poco más de 3 minutos, se destaca bastante la figura del gran Isao Takahata. Éste creó junto a Miyazaki la serie de Heidi, y ambos fundaron en 1985 el Estudio Ghibli. El “talento lacrimógeno” (como muy bien señalan en Cuatro) de Takahata es algo evidente, si alguien ha tenido oportunidad de ver la serie Marco (que no Macross…) o la película de La Tumba de las Luciérnagas (está científicamente demostrado que nadie puede ver esta obra de arte sin derramar una lágrima). En fin, Studio Ghibli morituri te salutant :D