jueves, 9 de agosto de 2007

Mechas

Intentar ver una serie de mechas con alguien más o menos ajeno al manga es algo curioso. Es quizás el género que más rechazo produce de entrada, el más típicamente japonés, que solo los “otakus” de pura cepa podemos aguantar. Y tiene su lógica, porque aparentemente, una historia que gira alrededor de un robot pilotado por un adolescente (habitualmente con algún drama personal detrás) no puede tener demasiada chicha. Pero entonces te pones a ver Eureka Seven o Gundam Seed y piensas: “Vaya, pero si aquí me quitan los robots y sigue habiendo una gran historia”. El robot se ha convertido en una excusa, en el vehículo perfecto para que el protagonista, que al principio de la historia era alguien con dudas y atemorizado, llegue a buen puerto y supere todos los problemas. Y ahí es dónde se entiende que casi todos los protagonistas sean adolescentes, porque es la edad dónde más dudas se plantea uno y demás. Yo conseguí hace poco que unos amigos vieran los 50 capítulos de Gundam Seed… al principio se negaban diciendo que no querían ver tonterías de robots. Al terminar, dos aún flipaban por las increíbles escenas de acción de la serie, y el otro lloraba a moco tendido con el final. En fin, cosas del Manga ^__^

3 comentarios:

Cho Hakkai dijo...

Es cierto que eso de un manga/anime de mechas tira un poco para atrás. De hecho, a mí mismo se me quitan las ganas de leer cosas de mechas.

Pero eso sí, el ciberpunk si que mola!!

Rents dijo...

buah, yo tb soy un viciado del cyberpunk. Neuromante lo tengo en la mesita d noxe y siempre estoy releyendo pedazillos jeje y sobre lo de mechas es verdad, incluso los que disfrutamos con el anime lo vemos con un poco de reticencia, pero creo que realmente están cambiando este tipo de series en los ultimos tiempos

Carlos Escamilla dijo...

aire acondicionado
calderas de gas
reformas madrid
reformas